Mes: septiembre 2018

  • Llena de bendiciones.

    Cada mujer decide que camino y que plan le dará la felicidad, algunas se sienten realizadas con el hecho de obtener títulos universitarios, otras al realizar viajes, algunas cuando encuentran a la persona con quien compartirán su vida y para mí al ser madre. Cuando me case obviamente esa idea estaba en mis planes a futuro, tener hijos y dedicarme a su cuidado por lo cual David y yo estábamos de acuerdo en que no deseábamos que fuese de inmediato durante los primeros tres años de matrimonio nos cuidamos muy bien para que no sucediera mientras tanto nos acoplábamos a la nueva vida en pareja algo que no fue tan sencillo.

    Después esperamos un poco más para poder adquirir un espacio donde vivir que fuese de nuestra propiedad por lo que David me propuso que con los ahorros de su negocio de desperdicios industriales compraría una casa pero inesperadamente un día antes de firmar el contrato de compra venta de la casa, le llego a David información sobre una oferta de básculas industriales la cual no podía dejar pasar pues estaban a un súper costo por lo cual anexe los ahorros de mi trabajo como auxiliar contable en un pequeño despacho y así fue posible adquirir una muy amplia casa justamente antes de saber que estaba embarazada; mientras transcurrió este periodo continúe trabajando con normalidad aunque al nacer mi hijo en el mes de enero durante el periodo de recuperación estuve pensando en regresar a mi empleo o no, pues era difícil separarme de mi pequeño lo sentía tan indefenso increíblemente tenía sentimientos de culpa por abandonarlo; suena exagerado lo sé, pero realmente pensaba que era una mala madre, a pesar de ello tome la decisión de reincorporarme a mi trabajo; los primeros días fueron complicados pero me adapte.

    Cinco meses después tuve que hacer una cita con la ginecóloga debido a que tenía ciertos síntomas que me preocupaban puesto que no toleraba el dolor en mis pechos, tenía dolor de cabeza además de unas espantosas manchas oscuras en la piel, tenía terror de padecer una grave enfermedad, pensaba tanto en mi bebé tan pequeño, solicite con urgencia la cita pero la secretaria de mi doctora solo tuvo espacio para atenderme hasta después de dos días, mientras yo pase ese par de días con una gran angustia y miedo; el día de la consulta de inmediato comenzó una serie de preguntas y posterior a ello me hizo un rápido chequeo para después solicitarme que ahí mismo me hiciera una prueba de embarazo casera y aún recuerdo estar en shock cuando escuche el resultado no lo podía creer pues me confirmaba el embarazo.

    Información: Casa de la Báscula, YouTube y Finanzas Personales 

    Me parecía inaudito haberme convertido en madre dos veces en tan poco tiempo puesto que di a luz a mi nena en diciembre del mismo año, obviamente no teníamos prevista esta situación por lo  que mientras pude continúe con mi empleo pero una vez que llego la nueva integrante de la familia decidí quedarme en casa dado que ahora tenía dos bebes los cuales dependían completamente de mí y mis cuidados, inicialmente sentí alivio al poder dedicarles todo mi tiempo y atención pues nadie mejor que su propia madre para saber lo que necesitan, pero desafortunadamente esto no fue tan divertido como lo imaginaba; pues creo haber pensado en algún momento que me volvería loca al escuchar a ambos llorar, me desesperaba no poder atenderlos al mismo tiempo, sentía estrés al meterme a bañar por dejarlos solos, verdaderamente ser madre de tiempo completo no es fácil pero sin duda estoy completamente realizada amo a mi familia aunque las bendiciones me llegaron una tras de otra.

    Entra a Casa de la Báscula para saber más .